agosto 9, 2023

Gemma Romano -A

Una niña identificada como Gemma Romano tenía un año y ocho meses y estaba en emergencia nacional a la espera de un trasplante de corazón, perdió la vida.

La pequeña, oriunda de Venado Tuerto, había sido diagnosticada con miocardiopatía dilatada del ventrículo izquierdo y su única esperanza era recibir un trasplante. Estaba internada en la terapia intensiva del Hospital Italiano de Buenos Aires, Argentina.

La salud de la niña, fue desmejorando en este último tiempo y lamentablemente el milagro no llegó.

La triste noticia fue comunicada por su mamá, Melina, utilizando la cuenta de Instagram @uncorazoncitoparagemma: “De nada sirve escribir algo que ya no vas a leer mi amor. Solo agradecer a cada persona que la tuvo en oración, a cada uno que le dio un poquito de amor desde su lugar. Gracias”.

Y añadió: “Gemma dejó este mundo cruel, frío y triste. Peleó hasta el final. Nos tocó tenerla en nuestros brazos hasta ella perder la vida. Nos queda en el recuerdo su amor inmenso y su fuerza para vivir. No se como se sigue, no entiendo, no tengo la fuerza, me fui con ella”.

“Gemma perdió la vida esperando un trasplante de corazón que nunca llegó. Conectada a una máquina que le provocó un ACV irreversible”, completó.

A su vez envió sus “fuerzas” a los que aún esperan y que “no se dejen chantajear con las palabras baratas de quienes están al mando de la distribución de órganos, porque sus hijos son un número para ellos, está cotizados”.
Para cerrar diciendo: “Descansa en paz mi pequeña angelita. Te amo para siempre”.

La vida de Gemma cambió de un día para el otro. De estar jugando con sus tres hermanos mayores pasó a tener que estar en la habitación de un hospital las 24 horas, sufriendo las consecuencias de esta patología y de las prácticas médicas que recibe a diario.

“Ella nació muy bien, a término y tras un embarazo controlado con los electrocardiogramas fetales que permitían controlar su corazón. Los resultados siempre dieron perfectos”, contó.

Añadiendo que “al mes y medio, empiezo a notar cosas raras, como síntomas similares a un broncoespasmo, incluso la medicación que le daban era justamente para eso. Su médica, que no voy a dar el nombre, me dijo que se le acababan las herramientas porque no podía dar con lo que ella tenía, sin solicitar tampoco estudios para obtener un diagnóstico”, relataba su mamá en diálogo con Sur24.

Así fue que los padres deciden llevar a Gemma al Hospital regional “Dr. Gutiérrez” de Venado Tuerto, donde un médico le recetó una radiografía y análisis de S₳NGR€.

El profesional “me mandó de nuevo a mi casa diciendo que estaba todo bien. Al día siguiente, regreso porque Gemma no respiraba bien y, gracias a Dios, la médica que nos atiende se da cuenta de que no era respiratorio, sino que era una cardiopatía”.

La pequeña fue trasladada de emergencia a Rosario y allí reciben el diagnóstico: una cardiopatía dilatada del ventrículo izquierdo.

“Después de estar algunos días internada, salimos con el alta, pero al tiempo al tuvieron que volver a internar por una bronquiolitis, de la que también se recuperó. Ahora, tuvimos que regresar porque su insuficiencia cardíaca le provoca síntomas”, relataba Melina desde el Hospital Italiano de Buenos Aires, meses antes de este lamentable desenlace.

Con el correr del tiempo, la salud de Gemma fue desmejorando hasta que dijo basta en las primeras horas de este sábado.