junio 30, 2023

Escucharon gritos desde la tumba.

Una mujer de 36 años fue rescatada con vida del interior de un nicho en un cementerio de Brasil, donde había sido sepultada viva como represalia por supuestamente perder una carga de “arm4s y drog4s”, informaron este martes fuentes oficiales.

El suceso tuvo lugar en el cementerio municipal de la ciudad de Visconde de Rio Branco, en el estado de Minas Gerais (sureste), según informó la Policía Militar en una nota.

La voz de alerta a las autoridades la dio un grupo de enterradores tras percibir estos que uno de los nichos verticales estaba cerrado con “ladrillos y cemento fresco”, y que alrededor había “rastros de sangre

Cuando llegaron al lugar, los agentes escucharon gritos de “socorro” desde el interior del nicho, rompieron la pared de ladrillos y se encontraron con una mujer con “heridas en la cabeza y varios cortes por el cuerpo”.

Acto seguido, llamaron a los servicios médicos de urgencia, que la trasladaron a un hospital para ser atendida.

La mujer, que tiene antecedentes por tráfico de drogas y hurto, declaró que se encontraba en casa acompañada de su esposo, cuando “dos individuos encapuchados” invadieron su hogar y empezaron a agredirlos.

Según su testimonio, su esposo consiguió “liberarse” y “escapar” de los dos asaltantes.

“A partir de ese momento, no recordó nada más hasta despertarse en el sepulcro”, relató la Policía Militar de Minas Gerais en el comunicado.

La víctima también manifestó que, anteriormente a su secuestro, había perdido una carga de “armas y drogas” que guardó para dos sujetos.

Según la Policía Civil, fue colocada en el lugar, sin ataúd, como una forma de venganza por no entregar armas y drogas que habría estado guardando a pedido de los autores del crimen . La mujer afirmó que el material estaba “fuera de lugar”.

La Policía Militar informó que ya ha identificado a dos sospechosos de “20 y 22 años” como posibles autores del episodio, aunque todavía no ha podido localizarlos.

La víctima también manifestó que, anteriormente a su secuestro, había perdido una carga de “armas y drogas” que guardó para dos sujetos.

Según la Policía Civil, fue colocada en el lugar, sin ataúd, como una forma de venganza por no entregar armas y drogas que habría estado guardando a pedido de los autores del crimen . La mujer afirmó que el material estaba “fuera de lugar”.

La Policía Militar informó que ya ha identificado a dos sospechosos de “20 y 22 años” como posibles autores del episodio, aunque todavía no ha podido localizarlos.

La mujer mostró mejoría en su salud , según actualización dada este jueves (30) por el médico Henrique Slaib, director general del Hospital São João Batista y cirujano asistente de la paciente.

La mujer aún se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), pero comenzó a comer y hablar este jueves. Aún según el médico, aún no tiene pronóstico de alta.