junio 23, 2023

¿Quienes eran los millonarios que perecieron en titán?

Esta es la trágica historia de los cinco millonarios que murieron en el submarino Titán, el cual se hundió en el océano Atlántico mientras intentaba explorar los restos del Titanic. Estas son las identidades y los perfiles de las víctimas de este terrible accidente.

Hamish Harding

Hamish Harding

Sin título

Era un empresario, piloto y explorador británico que residía en los Emiratos Árabes Unidos. Dirigía la compañía Action Aviation, un concesionario de jets privados con sede en Dubái. También era un aventurero que ostentaba varios récords Guinness, como el de dar la vuelta al mundo en un avión en menos de 47 horas. El día antes de sumergirse en el Titán, anunció con ilusión a través de redes sociales que formaría parte de la misión.

Shahzada Dawood y Suleman Dawood

Sin título

Eran padre e hijo, ambos ciudadanos británicos de origen pakistaní. Shahzada era un magnate que figuraba como fideicomisario del Instituto SETI, una organización de investigación sin fines de lucro sobre la vida y la inteligencia en el universo . Suleman era su hijo menor, de 19 años, y estudiaba en la Universidad de Oxford. Ambos compartían la pasión por la exploración submarina y habían viajado juntos a visitar los restos del Titanic.

Paul-Henri Nargeolet

Era un famoso explorador francés que había dedicado gran parte de su vida a estudiar el Titanic. Había participado en más de 30 expediciones al pecio y había recuperado miles de objetos del barco hundido. Era considerado uno de los mayores expertos mundiales en el tema y había colaborado con documentales y museos sobre el Titanic.

Stockton Rush

 Era el director y fundador de OceanGate Expeditions, la empresa responsable de organizar estos viajes al Titanic. Era un ingeniero y empresario estadounidense que tenía una gran visión para el turismo submarino. Había diseñado y construido el Titán, un sumergible capaz de alcanzar profundidades de hasta 4.000 metros. Era también un piloto experimentado que había volado aviones, helicópteros y globos aerostáticos.

Estos cinco hombres perdieron la vida el pasado 18 de junio, cuando el Titán sufrió una implosión catastrófica a unos 700 kilómetros de la costa de Newfoundland, en Canadá . El submarino había iniciado una inmersión para acercarse a los restos del Titanic, situados a unos 3.800 metros bajo la superficie marina . Sin embargo, a menos de dos horas de iniciar el descenso, se perdió el contacto con la nave nodriza y se inició una operación de rescate que duró cuatro días . Finalmente, se localizaron los restos del Titán y se confirmó la muerte de sus ocupantes .

El Titanic fue un transatlántico de lujo que se hundió en 1912 tras chocar con un iceberg, causando la muerte de más de 1.500 personas. Sus restos no fueron localizados hasta 1985 y desde entonces han sido objeto de fascinación y curiosidad para muchos exploradores e investigadores . El Titán era uno de los pocos submarinos capaces de llegar hasta el pecio y ofrecer una experiencia única a sus pasajeros, que pagaban alrededor de 250.000 euros por cada viaje .

Este ha sido uno de los peores accidentes submarinos de la historia y ha conmocionado al mundo entero. Los familiares y amigos de las víctimas han expresado su dolor y su orgullo por los logros de estos hombres, que murieron persiguiendo su sueño de ver el Titanic con sus propios ojos. También se ha reconocido la labor de los equipos de rescate que participaron en la búsqueda y se ha pedido una investigación para esclarecer las causas del siniestro. Desde aquí, les enviamos nuestro más sentido pésame y nuestro respeto por estos valientes exploradores que nos han dejado un gran legado.